REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA




PODER JUDICIAL
TRIBUNAL DE PRIMERA INSTANCIA DEL CIRCUITO JUDICIAL PENAL
CIRCUNSCRIPCION JUDICIAL DEL ESTADO PORTUGUESA
TRIBUNAL DE CONTROL

Guanare, 29 de junio de 2007
Años 197° y 148°
N°:429 -07
2CS – 6205-07

JUEZ DE CONTROL N° 2:
Abg. Lisbeth Karina Díaz de Tovar
IMPUTADO:
Wilmer José Alvarado


DEFENSORA PUBLICA:

Abg. Yaritza Rivas


SOLICITANTE:
Fiscal Primera del Ministerio Público Abg. Rafael Enrique Vivenes

VICTIMA:
Omaira Evangelista Sánchez Alvarado

SECRETARIA:

Abg. Reina Rangel

ASUNTO:
Imposición de medida cautelar sustitutiva


El abogada Abg. Rafael Enrique Vivenes, actuando con el carácter de Fiscal Primero del Ministerio Público del Circuito Judicial Penal del Estado Portuguesa, consignó escrito el día 27-06-07 siendo las 2:50 p.m., mediante el cual solicita la fijación de audiencia oral a los fines de oír al ciudadano Wilmer José Alvarado, venezolano, natural de Guanare Estado Portuguesa, de 38 años de edad, soltero, de profesión u oficio mecánico, nacido el 18/01/1968, residenciado en el Barrio La Importancia, calle 02, casa s/n específicamente en el Taller Wilmer de esta ciudad Guanare Estado Portuguesa, titular de la cédula de identidad N° 10.053.691, celebrada la audiencia de ley con la presencia de las partes, se emite pronunciamiento en los términos siguientes:
PRIMERO: La Fiscal del Ministerio Público que concurrió a la audiencia Abg. Gladis Ballesteros narró oralmente como sucedieron los hechos, indicando que: “En fecha 28 de marzo de 2007, la ciudadana Omaira Evangelista Sánchez Alvarado, denuncia ante el Cuerpo de Investigaciones, Científicas Penales y Criminalísticas Sub-delegación Guanare, que su ex concubino de nombre Wilmer Jose Alvarado, la agredió física y verbalmente lesionándola en varias partes del cuerpo, sin razón justificada, asimismo lesionó a su hija de nombre Litney Lize Sánchez.”

La Representación Fiscal precalificó los hechos imputados como los delitos de acoso u hostigamiento, amenaza y violencia física, previstos y sancionados en los artículos 40, 41 y 42 de la Ley Orgánica sobre el derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, en perjuicio de la ciudadana Omaira Evangelista Sánchez Alvarado, solicitando se le imponga las medidas cautelares previstas en los ordinales 1 y 4 del artículo 92 ordinales de la referida ley especial, consistente en Arresto transitorio por cuarenta y ocho horas, que se cumplirá en el establecimiento que el tribunal acuerde y la prohibición de residir en el mismo municipio donde la mujer victima de violencia haya establecido su nueva residencia.

Impuesto el ciudadano Wilmer José Alvarado de los hechos atribuidos como de su autoría por el Ministerio Público y del Precepto Constitucional consagrado en el artículo 49 ordinal 5° de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, así como de la advertencia preliminar consagrada en el artículo 131 del Código Adjetivo, manifestó “No querer declarar”.

En su intervención la Defensora Publica Abogada, Yaritza Rivas, argumentó: “Visto los hecho que le imputa el Ministerio Público y los señalamientos que hace el ministerio público, si bien es cierto que en fecha 28 de marzo folio 3 de las actas procesales, se apertura la averiguación en la revisión de las mismas no consta que haya sido impuesto de sus derechos y garantías constitucionales de conformidad con lo establecido en el artículo 49 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, es por lo que solicito de conformidad con lo establecido en los artículos 190 y 191 del Código orgánico Procesal penal la nulidad de la presente investigación en virtud de haberse vulnerado derechos fundamentales establecidos en la Constitución, es todo”.
Cedido el derecho de palabra a la víctima Omaira Evangelista Sánchez Alvarado manifestó: “todo lo que se dice en las actas procesales es verdad el me tiene amenazada él llegó tomado a la peluquería y llevó 3 mujeres entró a la peluquería y les decía matala ya que yo no he podido matarla; ese otro día me llamó por teléfono me dice muchas palabras obscenas, el otro día llegó borracho a buscar a las niñas y se las llevó y me llamó por teléfono y me decía aquí las tengo metidas en un saco para lanzarlas en el puente del río Guanare; imaginase como me sentí yo, me fui para la casa de él a buscarlas; es un acoso permanente y si yo no se la entrego va a destrozar la casa en donde yo estoy viviendo que es de mi hermano, es todo”.

SEGUNDO: Escuchados como han sido los argumentos esgrimidos por cada una de las partes, esta Instancia estima pertinente analizar los requisitos de procedencia para decretar las medidas cautelares al imputado presentado, tal y como fuere solicitado en audiencia por la Abg. Gladys Ballesteros, en tal sentido de los autos se evidencia la comisión de un hecho punible que merece pena privativa de libertad y cuya acción penal no se encuentra prescrita, fundamentando el titular de la acción su imputación, en las siguientes actuaciones con las que estima determinado el hecho punible y en las cuales igualmente fundamenta esta Juzgadora su decisión:
1.- Escrito de denuncia, formulada por la ciudadana Sánchez Alvarado Omaira Evangelista, ante el Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalística en fecha 28/03/2007 donde expuso: “Yo vengo a denunciar a mi ex concubino de nombre WILMER JOSÉ ALVARADO, quien me agredió física y verbalmente lesionándome en varias partes del cuerpo, sin razón justificada, asimismo lesiono a mi hija de nombre Litney Lize Sánchez, es todo”.
2.- Acta de investigación penal, de fecha 28-03-2007, suscrita por el funcionario Agente de Investigaciones II Argenis Perozo adscrito al Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas Sub-delegación Guanare Portuguesa, donde deja constancia de haberse trasladado al lugar de los hechos donde se entrevistaron con la ciudadana Sánchez Alvarado Lidney Liseth de 21 años de edad quine les manifestó tener conocimiento de los hechos y quien les indicó el lugar exacto donde ocurrieron por lo que realizaron la inspección técnica policial a las 10:20 horas de la noche del día 28/03/07.
3.- Acta de Inspección N° 396, de fecha 28-03-2007 suscrita por los funcionarios Detective Salas Bartolomé y Agente Perozo Argenis adscritos al Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas Sub-delegación Guanare Portuguesa, realizada en lugar de los hechos, tratándose en una vivienda sin numero de identificación, ubicada en el barrio La Importancia Calle 02 con avenida Principal de Guanare, donde describen el mismo.
4.- Boleta de citación expedida por el Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas Sub-delegación Guanare Portuguesa al ciudadano Lidney Sánchez y Wilmer Alvarado para presentarse a ese Despacho el día 01/04/07 a las 9:00 a.m., donde consta que fue recibida por la ciudadana Lidney Sánchez.
5.- Informe Médico Legal, suscrito por el Médico Forense Dr-. Fran Burgos Vielma, en fecha 29/03/2007 a la ciudadana Litney Lize Sánchez, de 21 años de edad, donde deja constancia de presentar Traumatismo craneoencefálico leve. Equimosis y edema en la frente lado derecho. Excoriación externa vertical que se extiende desde el ángulo externo del ojo. Equimosis pequeña en labio superior Estado general; buenas condiciones. Tempo de curación ocho (8) días. Carácter Moderado.
6.- Informe Médico Legal, suscrito por el Médico Forense Dr-. Fran Burgos Vielma, en fecha 29/03/2007 a la ciudadana Omaira Evangelista Sánchez Alvarado, de 39 años de edad, donde deja constancia de presentar excoriaciones en mucosa mejilla derecha. Zona equimótica a nivel de hombro derecho. Estado General: Buenas condiciones. Tempo de curación seis (6) días. Carácter Moderado.
7.- Acta de Entrevista, de la ciudadana Sánchez Alvarado Lidney Lisbeth, ante al Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas Sub-delegación Guanare Portuguesa, en fecha 02/04/07, expuso: “ Resulta que el día de miércoles 28/03/07, como a las 6.30 de la tarde me encontraba cocinando en casa de mi mamá de nombre Sánchez Alvarado Omaira Evangelista, cuando llegó Wilmer José Alvarado y comenzó a insultarnos a las dos, pero como estaba tomado agarró una ponchera para golpearme y mi mamá se metió a defenderme y fue en ese momento que comenzó a golpearnos a las dos, es todo”
8.- Acta de Entrevista, de la ciudadana Omaira Evangelista Sánchez Alvarado, ante la Fiscalía Primera del Ministerio Público, en fecha 28/06/07, expuso: “Hace tres meses aproximadamente yo me separe del ciudadano Wilmer José Alvarado, y desde ese entonces el se ha dedicado a insultarme, va a la peluquería y a mi casa ha amenazarme que me va a matar y me dice que yo no voy hacer feliz con nadie, incluso a mi hija de nombre Lidney Sánchez, la amenaza y la agredido físicamente, el tiene un acoso con nosotras, y de hecho yo tengo dos hijas con el menores y el toma todos los días y las va a buscar todo ebrio y tengo que dárselas a lo bravo porque se pone fúrico ya que son hijas de él. El sábado 23-06-07, como a las 5:00 de la tarde el señor WILMER se pr3esentó a la peluquería borracho y comenzó a insultarme diciéndome palabras obscenas, ha amenazarme, me tiro una botella delante de los clientes, yo lo que quiero es que me deje vivir tranquila y no se meta mas con nosotras.

Del estudio de las actas procesales que conforman la presente causa se observa, que los hechos se subsumen bajo la calificación jurídica atribuida por el Ministerio Público como Acoso u Hostigamiento, amenaza y violencia física, previsto y sancionado en los artículos 40, 41 y 42 de la Ley Orgánica sobre el derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, en perjuicio de las ciudadanas Sánchez Alvarado Omaira Evangelista y Litney Lize Sánchez, toda vez que ambas ciudadanas refieren el acoso y la violencia proferida por el imputado, aunado a los reconocimientos médicos legales practicados que dan cuenta de ello.

Ahora bien, respecto a la solicitud de nulidad del procedimiento peticionado por la defensa, bajo el argumento que el imputado no se encuentra impuesto de la investigación y de sus derechos por parte del Fiscal del Ministerio Público, se observa que el artículo 92 de la Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una vida Libre de Violencia, autoriza al Fiscal del Ministerio Público a solicitar ante el Juez de Control medidas cautelares y éste trámite debe realizarse con la celeridad que la protección de los derechos de la mujer requiere, pues dichas medidas son de carácter preventivo para salvaguardar la vida, la integridad física, emocional, psicológica y patrimonial de las mujeres víctimas de violencia y ello en nada perjudica o lesiona derechos del imputado, ya que el mismo es citado por el órgano jurisdiccional previa designación de un defensor público que le asista en la audiencia, oportunidad en que el Juez le impone de los hechos atribuidos y de sus derechos constitucionales, otorgándosele el derecho de palabra para defenderse si así desea hacerlo y una vez escuchados los argumentos de las partes el Tribunal podrá decidir si acuerda imponer la medida o no, prosiguiéndose por el procedimiento ordinario en el cual podrá aportar al proceso los elementos de convicción que le favorezcan o peticionar diligencias al Ministerio Público, disponiendo así del tiempo y los medios para efectivamente materializar su defensa, por lo que se declara sin lugar la solicitud de nulidad peticionada.

En cuanto a la procedencia de las medidas cautelares sustitutivas solicitadas por la representación fiscal, el Tribunal desestima su procedencia en cuanto a las previstas en los numerales 1 y 4 del artículo 92 de la Ley especial por cuanto son excesivamente gravosas, toda vez, que van en contra de la estabilidad personal, económica y familiar del imputado, en tal sentido, las sustituye por la medida prevista en el numeral 8, consistente en la prohibición para el imputado de acercarse al sitio de trabajo de la víctima, siendo éste una peluquería ubicada en Barrio La Pastora, calle 15, al lado del Taller Santa Fe y la prohibición de acercarse a las ciudadanas Omaira Evangelista Sánchez y Lidney Sánchez de forma violenta, tomando en consideración que lo que se tutela con este tipo penal es la estabilidad psicológica e integridad física de las mujeres y a los fines de hacer cesar el ilícito penal, en un estado social, de derecho y de justicia.

DISPOSITIVA
Con base a las consideraciones que anteceden, este Juzgado de Primera Instancia en lo Penal, en Función de Control No. 2 del Circuito Judicial Penal del Estado Portuguesa con sede en Guanare, en Nombre de la República Bolivariana de Venezuela y por Autoridad de la Ley, dicta los siguientes pronunciamientos:

1.- Califica los hechos imputados al ciudadano Wilmer José Alvarado, venezolano, natural de Guanare Estado Portuguesa, de 38 años de edad, soltero, de profesión u oficio mecánico, nacido el 18/01/1968, residenciado en el Barrio La Importancia, calle 02, casa s/n específicamente en el Taller Wilmer de esta ciudad Guanare Estado Portuguesa, titular de la cédula de identidad N° 10.053.691, los delitos de acoso u hostigamiento, amenaza y violencia física, previstos y sancionados en los artículos 40, 41 y 42 de la Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, en perjuicio de la ciudadana Omaira Evangelista Sánchez Alvarado, continuándose la tramitación de la causa obviamente por el procedimiento ordinario.

2.- Impone al ciudadano Wilmer José Alvarado, la medida cautelar prevista en el numeral 8 del artículo 92 de la Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, consistente en la prohibición para el imputado de acercarse al sitio de trabajo de la víctima, siendo éste una peluquería ubicada en Barrio La Pastora, calle 15, al lado del Taller Santa Fe y la prohibición de acercarse a las ciudadanas Omaira Evangelista Sánchez y Lidney Sánchez de forma violenta.

Remítanse las actuaciones a la Fiscalía del Ministerio Público transcurrido el lapso legal para recurrir.

Diarícese, regístrese y certifíquese.


La Juez de Control No. 2


Abg. Lisbeth Karina Díaz de Tovar

La Secretaria,


Abg. Reina María Rangel