Exp. Nº 9221.
Definitiva/ Recurso Civil.
Cumpl. de Contrato de Servicios y
Honorarios Profesionales.
Anula/”D”

REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
EN SU NOMBRE
EL JUZGADO SUPERIOR QUINTO EN LO CIVIL, MERCANTIL Y DEL TRANSITO DE LA CIRCUNSCRIPCION JUDICIAL DEL AREA METROPOLITANA DE CARACAS.


“Vistos”, con sus antecedentes.-
I. IDENTIFICACIÓN DE LAS PARTES.-

PARTE ACTORA: PEDRO JESUS CASTILLO RIVAS, TRINA EMILIA SEITIFE y GIOVANNI DE LUCA ALDORRASI, venezolanos, mayores de edad, titulares de las cédulas de identidad números V.- 1.918.399 V.- 6.099.745 y V.- 6.242.479, abogados en ejercicio, inscritos en el Inpreabogado bajo los números 14.508, 77.378 y 77.379; respectivamente, actuando en su propio derechos e intereses.-
PARTE DEMANDADA: JOSE GREGORIO GUILLOT RODRIGUEZ, venezolano, mayor de edad, de este domicilio, titular de la cédula de identidad número V.- 5.965.605.-
APODERADO JUDICIAL DE LA PARTE DEMANDADA: DANIEL BUVAT DE VIRGINI DE LA ROSA, abogado en ejercicio, de este domicilio, inscrito en el Inpreabogado bajo el Nº 34.421.-
MOTIVO: CUMPLIMIENTO DE CONTRATO DE SERVICIOS Y HONORARIOS PROFESIONALES.-

II. ACTUACIONES EN ESTA INSTANCIA.-

Suben las presentes actuaciones ante esta Alzada, en razón de la apelación interpuesta por los abogados Pedro Jesús Castillo Rivas y Trina Emilia Seitife, parte actora en la presente causa, contra la decisión dictada en fecha 30 de octubre de 2006, por el Juzgado Primero de Primera Instancia en lo Civil, Mercantil y del Tránsito de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas, que declaró sin lugar la demanda por Cumplimiento de Contrato de Servicios y Honorarios Profesionales, incoaron los abogados Pedro Jesús Castillo Rivas, Trina Emilia Seitife y Giovanni De Luca Aldorasi contra el ciudadano José Gregorio Guillot Rodríguez.-
Cumplida la distribución legal, correspondió el conocimiento de la causa a este tribunal, que por auto de fecha 28 de noviembre de 2006 (f. 106), la dio por recibida, entrada y trámite de definitiva de conformidad con lo dispuesto en los artículos 517, 519 y 521 del Código de Procdimiento Civil.-.
En fecha 16 de enero de 2007, los abogados Pedro Jesús Castillo Rivas y Trina Emilia Seitife, parte actora consignaron constante de diez (10) folios útiles escrito de informe.-


III. RELACIÓN SUSCINTA DE LOS HECHOS.

Se inició el presente juicio por libelo de demanda presentado por ante el Juzgado distribuidor de Primera Instancia en lo Civil, Mercantil y del Tránsito de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas, en fecha 28 de marzo de 2006, por los abogados Pedro Jesús Castillo Rivas, Trina Emilia Seitife y Giovanni De Luca Aldorasi contra José Gregorio Guillot Rodríguez.-
Cumplida la distribución de Ley, correspondió el conocimiento de la causa al Juzgado Primero de Primera Instancia en lo Civil, Mercantil y del Tránsito de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas.-
En fecha 25 de abril de 2006, el a-quo, admitió la demanda incoada y ordenó la citación de la parte demandada, para que comparecieran por ante dicho Juzgado al segundo (2º) día de despacho siguiente a la constancia en autos de la citación ordenado, dentro de las horas de despacho comprendidas entre las 8:30 a.m. y 3:30 p.m., para que diese contestación a la misma.-
En fecha 28 de abril de 2006, los abogados Pedro Jesús Castillo Rivas y Trina Emilia Seitife, consignaron las copias para la elaboración de las compulsas y la apertura del cuaderno de medidas.-
Mediante diligencia de fecha 03 de mayo de 2006, los abogados Pedro Jesús Castillo Rivas y Trina Emilia Seitife, desistieron de la medida de embargo y solicitaron se decretara medida de prohibición de enajenar y gravar sobre el bien inmueble propiedad del demandado.-
En fecha 26 de junio de 2006, el ciudadano José F. Centeno, alguacil del tribunal de instancia, dejó constancia de haber practicado la citación del ciudadano José Gregorio Guillot Rodríguez.-
Corre inserto a los folios 68 al 77 del expediente, escrito de contestación a la demanda presentado por el ciudadano José Gregorio Guillot, por el cual rechaza, contradice, se opone a la demanda y alega la prescripción de la acción conforme al artículo 1.982 ordinal 2° del Código Civil.-
En fecha 28 de junio de 2006, el ciudadano José Gregorio Guillot Rodríguez, parte demandada, otorgó poder apud acta al abogado Daniel Buvat De Virgini De La Rosa.-
Mediante diligencia de fecha 03 de julio de 2006, el abogado Daniel Buvat, apoderado judicial de la parte demandada, consignó a los autos documento marcado con la letra “A”.-
En fecha 14 de julio de 2006, los abogados Pedro Jesús Castillo Rivas y Trina Emilia Seitife, consignaron escrito de promoción de pruebas, constante de seis folios.-
Por auto de fecha 13 de octubre de 2006, el tribunal de instancia admitió las pruebas promovidas por la parte actora y dejó constancia que el expediente se encontraba en estado de dictar sentencia y una vez emitido el fallo correspondiente se procedería con la notificación de las partes.-
En fecha 30 de octubre de 2006, el Juzgado Primero de Primera Instancia en lo Civil, Mercantil y del Tránsito de esta Circunscripción Judicial publicó sentencia definitiva, en la que declaró sin lugar la demanda que por Cumplimiento de Contrato de Honorarios Profesionales interpusieran los ciudadanos Pedro Jesús Castillo Rivas, Trina Emilia Seitife y Giovanni De Luca Aldorasi contra el ciudadano José Gregorio Guillot Rodríguez, condenó en costas a la parte actora y ordenó la notificación de las partes.-
Mediante diligencia de fecha 02 de noviembre de 2006, el abogado Daniel Buvat, apoderado judicial de la parte demandada, se dio por notificado de la sentencia, solicitó la notificación de la parte actora y la ampliación del fallo en relación al levantamiento de la medida cautelar.-
En fecha 07 de noviembre de 2006, los abogados Pedro Jesús Castillo Rivas y Trina Emilia Seitife, se dieron por notificados de la sentencia.-
Mediante diligencia de fecha 02 de noviembre de 2006, la representación de la parte actora apeló de la decisión definitiva de fecha 30 de octubre de 2006.-
En fecha 17 de noviembre de 2006, el tribunal de instancia publicó la aclaratoria solicitada y oyó en ambos efectos la apelación ejercida por los apoderados de la parte actora contra la decisión de fecha 30 de octubre de 2006.-


IV. MOTIVACIONES PARA DECIDIR.-

Surge la presente controversia por libelo de demanda en el cual los abogados Pedro Jesús Castillo Rivas, Trina Emilia Seitife y Giovanni De Luca Aldorasi pretenden el cumplimiento del contrato de servicios y honorarios profesionales suscrito el 14 de marzo de 2001, donde se comprometieron a prestar sus servicios de abogados en todo lo relacionado con la negociación de adquisición de la empresa Radio Sensación, C.A., para el ciudadano José Gregorio Guillot Rodríguez, quien pactó como pago de honorarios de abogados la cantidad de veintisiete millones setecientos cincuenta mil bolívares (Bs. 27.750.000,oo), pagaderos de la siguiente forma: i) la cantidad de trece millones ochocientos setenta y cinco mil bolívares (13.875.000,oo) al momento de la negociación y ii) la cantidad de trece millones ochocientos setenta y cinco mil bolívares (13.875.000,oo) en tres (3) cuotas mensuales y consecutivas de cuatro millones seiscientos sesenta y cinco mil bolívares (Bs. 4.625.000,oo) con vencimiento a partir de los treinta (30) días de la firma de la negociación.-
Por su parte el demandado, acepta la suscripción del contrato de servicios de honorarios de abogados firmado el 14 de marzo de 2001, con los abogados demandantes; el pago de la cantidad de trece millones ochocientos setenta y cinco mil bolívares (13.875.000,oo) por la firma del compromiso de compraventa de Radio Sensación, C.A., el 16 de mayo de 2001; y, las actuaciones descritas por los actores en los folios 3 y 4 del libelo de demanda.-
Asimismo alegó que la negociación no se realizó, dejándose sin efecto según consta de documento acompañado el día 03 julio de 2006, marcado con la letra “A”. Documento autenticado por ante la notaria pública Sexta del Municipio Chacao del Estado Miranda, el día 08 de mayo se 2006. El cual corre en copia simple a los autos, no siendo atacado en forma alguna por la parte actora, debe atribuírsele el valor probatorio de documento tenido legalmente por reconocido, conforme a las previsiones del artículo 429 del Código de Procedimiento Civil. Así se establece.-
Por último, se excepcionó de la pretensión actoral, alegando la prescripción especial del derecho al cobro de honorarios de abogados establecida en el artículo 1.982 del Código Civil y en caso de no acogerse la prescripción alegada, invoca el artículo 12 del Código de Procedimiento Civil, excepcionándose en la no realización de la negociación pactada y pide la repetición de lo pagado en exceso.-

El Tribunal para resolver observa previamente:

PUNTO PREVIO:

DE LA PRESCRIPCIÒN DE LA DEMANDA Y DE SU INTERPOSICIÒN.-

Ciertamente como lo alega el demandado, debe este jurisdicente establecer el propósito y la intención de las partes en el contrato objeto fundamental de la pretensión y así establecer su contenido y alcance para la presente controversia solo en este acápite con la finalidad de verificar la prescripción declarada. En este sentido, se observa de los hechos alegados y aceptados por los sujetos procesales de este juicio, que comportan la relación entre los derechos subjetivos de cada una de las partes y que pueden precisarse del contrato lo siguiente:
a) Los abogados se comprometieron a prestar sus servicios al demandado en todo lo relacionado con la negociación de adquisición de la empresa Radio Sensación, C.A. (CLAUSULA PRIMERA);
b) El demandado se comprometió a pagar en concepto de los servicios de abogados la cantidad de veintisiete millones setecientos cincuenta mil bolívares (Bs. 27.750.000,oo) (CLAUSULA SEGUNDA), cantidad a cancelar según los términos contenidos en la referida cláusula en los apartes 1 y 2.-

Satisfecha la obligación de establecer el alcance y contenido del contrato conforme las exigencias del artículo 12 del Código de trámite, debe de igual forma precisar los hechos alegados y probados de autos, en lo siguiente:
a) El día 16 de mayo de 2001, se pactó la compraventa de la totalidad de las acciones del capital social de Radio Sensación, C.A., la cual se prorrogó por documento autenticado por ante la Notaria Pública Trigésima Primera del Municipio Libertador del Distrito Capital el día 05 octubre de 2001;
b) Por documento autenticado por ante la Notaría pública Sexta del Municipio Chacao del Estado Miranda, el día 08 de mayo de 2006, se dio por terminado el contrato de compraventa suscrito para la adquisición de Radio Sensación, C.A.;
c) Los abogados Pedro Jesús Castillo Rivas, Trina Emilia Seitife y Giovanni De Luca Aldorasi pretenden el cumplimiento del contrato de servicios y honorarios de abogados por libelo de demanda introducido según sello húmedo del Juzgado Segundo de Primera Instancia en lo Civil, Mercantil y del Tránsito de esta Circunscripción Judicial el día 28 de marzo de 2006.-

Ahora bien, de los hechos alegados y probados así como del contenido y alcance del contrato fundamento de la pretensión, se deduce que las partes pactaron los servicios de abogados el día 14 de marzo de 2001, para que los abogados Pedro Jesús Castillo Rivas, Trina Emilia Seitife y Giovanni De Luca Aldorasi, realizarán sus servicios profesionales al demandado José Gregorio Guillot Rodríguez, en todo lo referente a la negociación y adquisición de la empresa Radio Sensación, C.A. El accionado por su parte se comprometió a pagar la cantidad de veintisiete millones setecientos cincuenta mil bolívares (Bs. 27.750.000,oo), por los servicios contratados. De los autos se desprende que efectivamente se pactó la compraventa de la totalidad de las acciones que representan el capital social de la empresa Radio Sensación, C.A., el día 16 de mayo de 2001. Asimismo se evidencia de autos que por documento de fecha 08 de mayo de 2006, autenticado por ante la Notaria Pública Sexta del Municipio Chacao del Estado Miranda, se dio por terminada la negociación de compraventa de la empresa Radio Sensación, C.A., instrumento acompañado el día 03 de julio de 2006, marcado con la letra “A”, que adquirió valor probatorio por no ser atacado en forma alguna por la parte actora en este proceso. Así se establece.-
Se evidencia también de autos que la demanda fue introducida el día 28 de marzo de 2006; es decir, aun antes de ser exigible cualquier cobro por la no firma de la adquisición de la empresa Radio Sensación, C.A. Así se establece.-
Concluye este sentenciador que al suscribirse el día 08 de mayo de 2006, la terminación de la negociación de adquisición de la empresa Radio Sensación, C.A., y que la demanda se intentó en fecha 28 de marzo de 2006; el demandado no estaba en mora de ser procedente con respecto a la reclamación a que tuviere la actora devenida del aparte segundo de la cláusula segunda del contrato de servicios y honorarios profesionales de abogados que hoy pretende con la presente demanda; pues no se había materializado el supuesto de hecho – no realización de la negociación- para ser exigible cualquier reclamación a que tuviera derecho el actor. Así se establece.-
En tal supuesto, al no existir mora del deudor ni exigibilidad de la pretensión demandada, no se consumó la prescripción especial alegada por el demandado conforme lo establecido por el artículo 1.982 del Código Civil. Así expresamente se decide.-
Por otra parte, observa este jurisdicente que el Artículo 16 del Código de Procedimiento Civil exige como requisito de la demanda el que haya un “interés Jurídico actual,” y esa actualidad se determina en el caso de autos, con la exigibilidad de la pretensión demandada.-
La primera noción que tenemos de “ interés “ es la de la “necesidad de hacer uso de la acción”; pero técnicamente el interés, como condición para accionar, tiene que ver con el interés procesal. El Código de Procedimiento Civil Italiano dispone en el artículo 100: “para proponer la demanda o para oponerse a la misma es necesario tener interés en ello.”. Así pues siguiendo a Enrico Tulio Liebman (Vid. Manual de Derecho Procesal Civil) (tra. Santiago Sentís Melendo. Ediciones Jurídicas Europa-América, Buenos Aires, 1980)
“El interés para accionar es el elemento material del derecho de acción y consiste en el interés para obtener la providencia solicitada.-
El interés procesal se distingue del sustancial por ser secundario e instrumental, respecto del interés sustancial primario y tiene por objeto la providencia que se pide al operador de justicia, como medio para obtener la satisfacción del interés primario, que ha quedado lesionado por el comportamiento de la contraparte, o más genéricamente por la situación de hecho objetivamente existente.-
El interés para accionar surge de la necesidad de obtener del proceso la protección del interés sustancial; presupone por eso la lesión de este interés y la idoneidad de la providencia demandada para protegerlo y satisfacerlo.
Tan distintos son el “interés sustancial” del “interés procesal” que el reconocimiento del interés para accionar no significa todavía que el actor tenga razón.-
El requisito del interés procesal como elemento de la acción deviene de la esfera del derecho individual ostentado por el solicitante que le permite elevar la infracción constitucional o legal ante los órganos de administración de justicia. No es una abstracción para el particular que lo invoca, pudiendo ser abstracto para el resto de la colectividad. Tal presupuesto procesal es entendido como simple requisito o circunstancia de un acto procesal, cuya carencia imposibilita el examen de la pretensión. -
Según el maestro italiano Piero Calamandrei, en su obra “Instituciones de Derecho Procesal Civil” (Volumen I, La Acción, p. 269, Ediciones Jurídica Europa América, Buenos Aires, 1973): “El interés procesal en obrar y contradecir surge precisamente cuando se verifica en concreto aquella circunstancia que hace considerar que la satisfacción del interés sustancial tutelado por el derecho, no puede ser ya conseguido sin recurrir a la autoridad judicial: o sea, cuando se verifica en concreto la circunstancia que hace indispensable poner en práctica la garantía jurisdiccional.”-
El interés procesal surge así de la necesidad que tiene una persona, por una circunstancia o situación jurídica real en que se encuentra, de acudir a la vía judicial para que se le reconozca un derecho y evitar un daño injusto, personal o colectivo. -
El interés procesal ha de manifestarse de la demanda o solicitud y mantenerse a lo largo del proceso, ya que la pérdida del interés procesal conlleva al decaimiento y extinción de la acción.-
A juicio de este Juzgador es un requisito de la acción, que quien la ejerce tenga interés procesal, entendido éste como la necesidad del accionante de acudir a la vía judicial para que se declare un derecho o se le reconozca una situación de hecho a su favor; en el caso de marras, como bien se dejó sentado en este fallo, los accionantes no tenían interés jurídico actual de accionar al órgano jurisdiccional para activar su pretensión, la cual no había nacido por falta de mora del demandado. La falta de interés jurídico actual de los actores impide al operador judicial, por ser requisito esencial de la acción, la admisión de la pretensión de los actores y hace inadmisible la demanda intentada por los abogados Pedro Jesús Castillo Rivas, Trina Emilia Seitife y Giovanni De Luca Aldorasi en contra del ciudadano José Gregorio Guillot Rodríguez. En consecuencia, siendo inadmisible la demanda interpuesta por carecer, para la fecha de su interposición, del requisito establecido por el artículo 16 del Código de Procedimiento Civil, se hace ineludible para este sentenciador, anular todo lo actuado en este juicio y declarar la inadmisibilidad de la demanda intentada. Así formalmente se decide.-


V. DISPOSITIVA.-


En fuerza de las consideraciones precedentemente expuestas, este JUZGADO SUPERIOR QUINTO EN LO CIVIL MERCANTIL Y TRANSITO DE LA CIRCUNSCRICPION JUDICIAL DEL AREA METROPOLITANA DE CARACAS, administrando justicia en nombre de la República Bolivariana de Venezuela y por autoridad de la Ley, declara:
UNICO: Sin lugar la apelación interpuesta en fecha 08 de noviembre de 2006, por los abogados Pedro Jesús Castillo Rivas y Trina Emilia Seitife, se anula todo lo actuado en este juicio y se declara inadmisible la demanda de Cumplimiento de Contrato de Honorarios Profesionales, interpuesta por los ciudadanos Pedro Jesús Castillo Rivas, Trina Emilia Seitife y Giovanni De Luca Aldorasi contra el ciudadano José Gregorio Guillot Rodríguez por carecer, para la fecha de su interposición, del requisito establecido por el artículo 16 del Código de Procedimiento Civil.
Dada la naturaleza de la presente decisión no hay expresa condenatoria en costas.-
Se anula la decisión apelada.
Regístrese, publíquese, déjese copia y devuélvase en su oportunidad legal al juzgado de la causa.
Dada, firmada y sellada en la Sala de Despacho del Juzgado Superior Quinto en lo Civil, Mercantil y del Tránsito de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas, a los treinta (30) días del mes de marzo del año dos mil siete (2007). Años 196° de la Independencia y 147° de la Federación.
EL JUEZ,


EDER JESÚS SOLARTE MOLINA
LA SECRETARIA,


Abg. ENEIDA J. TORREALBA C.
Definitiva/ Recurso Civil.
Cumplimiento de Contrato de
Honorarios Profesionales.
Anula/”D”
Exp. Nº 9221.
EJSM/EJTC/Thais

En esta misma fecha se publicó y registró la anterior decisión, siendo las dos post meridiem (2:00 p.m.). Conste,

LA SECRETARIA,

ENEIDA J. TORREALBA C.