República Bolivariana de Venezuela
En su Nombre
Tribunal de Protección del Niño y del Adolescente de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia
Extensión Cabimas
Sala de Juicio - Juez Unipersonal Nº 1

EXPEDIENTE: IU-2024-07
MOTIVO: AUTORIZACIÓN PARA VIAJAR.
SOLICITANTE: LINETTE JOSEFINA CASTILLO VELASQUEZ,
ABOGADO ASISTENTE: CARLOS PADRÓN, inscrito en el Inpreabogado bajo el Nº 124.146.
NIÑA: ++++++++++++++++++, de 3 años de edad.

PARTE NARRATIVA
Presentada por su firmante, désele entrada, fórmese expediente numérese y anótese en los libros respectivos. Vista la solicitud de AUTORIZACIÓN PARA VIAJAR, intentada por la ciudadana: LINETTE JOSEFINA CASTILLO VELASQUEZ venezolana, mayor de edad, titular de la Cédula de Identidad No. 13.976.910, en su carácter de progenitora de la niña: +++++++++++++ JOSE NAVA CASTILLO asistida por el abogado en ejercicio, CARLOS PADRÓN, inscrito en el Inpreabogado bajo el Nº 124.146, solicitando la autorización para viajar fuera del país a favor de su menor hija, en virtud que desea que su hija viaje con ella a los Estados Unidos de Norteamérica, específicamente a la ciudad de Houston, Texas, a fin de que se reuna con su tía y su prima para que puedan compartir y conocerse aproximadamente del día 10 en delante de diciembre de 2007, además de que la prenombrado niña esta en todo su derecho de poder disfrutar de un viaje junto con su familia materna, ya que su padre el ciudadano JOSÉ LORENZO NAVA, quien es su padre legítimo no quiere dar la autorización en dicho viaje siendo este un requisito fundamental para que la niña pueda viajar fuera del país tanto como dentro, en razón de esto acude ante este órgano jurisdiccional.
Una vez efectuada la distribución le correspondió conocer esta solicitud al Juez Unipersonal No. 1 Provisorio, admitiéndola en fecha 03 de octubre de 2007, dándole el curso de Ley, ordenando la notificación de la Fiscal 36° del Ministerio Público de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia, con sede en Cabimas, de la iniciación de este procedimiento de conformidad con la Ley Orgánica para la Protección del Niño y del Adolescente.
Consta en actas notificación de la Fiscal 36° del Ministerio Público de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia, con sede en Cabimas de fecha 16 de octubre de 2007.

PARTE MOTIVA:
En este sentido, este Juez Unipersonal No. 1 Provisorio, procede a analizar cuatro aspectos: el derecho de igualdad ante la ley según el artículo 21 de la Carta Magna; el ejercicio de la paternidad y la maternidad según el artículo 76 ejusdem; el interés superior del niño y/o adolescente contemplado en el artículo 8 de la LOPNA, el contenido de la Guarda de conformidad con el artículo 358 de la LOPNA y lo que refiere el articulo 385 ejusdem respecto a las visitas:

“Artículo 21 CRBV: Todas las personas son iguales ante la ley…”
“Artículo 76 CRBV: …El padre y la madre tienen el deber compartido e irrenunciable de criar, formar, educar, mantener y asistir a sus hijos o hijas….”
“Artículo 8 LOPNA: El interés Superior del Niño es un principio de interpretación y aplicación de esta ley, el cual es de obligatorio cumplimiento en la toma de todas las decisiones concernientes a los niños y adolescentes. Este principio está dirigido a asegurar el desarrollo integral de los niños y adolescentes, así como el disfrute pleno y efectivo de sus derechos y garantías”
“Artículo 358 LOPNA: La guarda comprende la custodia, la asistencia material, la vigilancia y la orientación moral y educativa de los hijos, así como la facultad de imponerles correcciones adecuadas a su edad y desarrollo físico y mental. Para su ejercicio se requiere el contacto directo con los hijos y por tanto, faculta para decidir acerca del lugar de la residencia o habitación de estos.”
“Artículo 385 (LOPNA): El padre o la madre que no ejerza la patria potestad, o que ejerciéndola no tenga la guarda del hijo, tiene derecho a visitarlo, y el niño o adolescente tiene derecho a ser visitado.”

El artículo 358 de la Ley Orgánica para la Protección del Niño y del Adolescente, establece el contenido de la guarda, comprendiendo así: la custodia, asistencia material, vigilancia, orientación moral y educativa de los hijos y la facultad de corrección, requiriendo para su ejercicio el contacto directo con los hijos, razón por la cual se le otorga al guardador la facultad de decidir el lugar de la residencia o habitación de éstos.

Este imperio legal del guardador en relación a escoger el lugar donde residirán los hijos, no es ilimitado, pues se encuentra restringido por la Constitución Nacional en sus artículos 21 y 76, los cuales versan respectivamente, acerca de la igualdad de las partes ante la ley y el ejercicio compartido de la maternidad y paternidad, y estos por ser derechos constitucionales son irrenunciables y relevantes, en consecuencia, no pueden ser subrogados.

Ahora bien, es requisito sine qua non que el Juzgador realice un detallado estudio de las actas, ya que al surgir la posibilidad de que el niño y/o adolescente cambie de domicilio dentro y con mayor razón fuera del territorio nacional, debe evitarse de cualquier manera que sus derechos sean quebrantados, teniendo como directriz el Interés Superior del Niño y/o Adolescente; por cuanto el derecho a las visitas podría verse afectado, si no hay lugar para visitarlo; se hace costosa tal visita y peor aún, si se ha desarraigado al niño y/o adolescente y no se conoce su paradero.

Asimismo la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia en sentencia dictada en fecha 25 del mes de julio de 2005 fijó criterio sobre el otorgamiento de autorizaciones para viajar; asentando:
“Por otra parte, las oposiciones al permiso o autorización para viajar, a juicio de la Sala, no son simples desacuerdos entre las partes sobre aspectos del contenido de la guarda, el cual tiene previsto un procedimiento en el artículo 359 de la Ley Orgánica para la Protección del Niño y del Adolescente, sino que por el desarraigo posible, contrae una modificación a la guarda que, tal como la señala el artículo 363 de esa ley “debe ser decidido por vía judicial, requiriéndose para ello, el procedimiento previsto en el Capítulo VI de este Título” (artículos 511 y siguientes del procedimiento especial de alimentos y guarda).
En consecuencia, cuando surja una oposición a la autorización para viajar, bien porque la misma surgió extraprocesalmente o porque nació en presencia del juez al solicitarse ante él la autorización, conforme al artículo 393 de la Ley Orgánica para la Protección del Niño y del Adolescente, el permiso debe ser negado, a fin de que se ventile por el procedimiento especial de guarda, correspondiendo a la sentencia que allí se dicte negar o autorizar el viaje.
Dado a que con esta interpretación se resuelve incluso lo de la esencia del proceso de autorización, lo que con anterioridad no se había hecho, esta interpretación vinculante surtirá efectos desde la fecha de su publicación en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela hacia delante, y no con relación a las autorizaciones que tuvieron lugar antes de esa fecha. Sin embargo, las autorizaciones anteriores con carácter indefinido, deberán ser renovadas conforme a lo expuesto en este fallo.”
En el caso que nos ocupa, el progenitor fue efectivamente citado, y en fecha 22 de octubre de 2007, manifestó su desacuerdo con la presente solicitud, negando así la autorización para viajar, en virtud que le preocupa que la niña sea desarraigada, por cuanto hasta los actuales momentos no le ha permitido tener contacto con ella, violando los acuerdo de régimen de visitas previamente establecidos en su demanda de separación de cuerpos; vale decir, que en el caso de marras, existe evidentemente un contradictorio, es decir total descuerdo en el petitum planteado, y puesto que corresponde a ambos progenitores y/o representantes legales de los niños y/o adolescentes, prestar su consentimiento para que sus hijos se trasladen de un lugar a otro, si este no puede obtenerse, o si hay discordancia, bien porque uno de ellos se niegue o porque esté imposibilitado en alguna manera para otorgarlo, el procedimiento no puede ser sustanciado en jurisdicción voluntaria, como una simple autorización para viajar, sino que debe ventilarse a través del procedimiento especial de guarda. Así se declara.

PARTE DISPOSITIVA
Por los fundamentos antes expuestos este Juez Unipersonal No.1 Provisorio de la Sala de Juicio del Tribunal de Protección del Niño y del Adolescente de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia, extensión Cabimas, Administrando Justicia en nombre de la República Bolivariana de Venezuela y por Autoridad de la Ley, RESUELVE:
PRIMERO: NEGAR la solicitud de AUTORIZACIÓN PARA VIAJAR, interpuesta por la ciudadana LINETTE JOSEFINA CASTILLO VELASQUEZ, en su condición de progenitora de la niña +++++++++++++++++++++.
SEGUNDO: Instar a la ciudadana LINETTE JOSEFINA CASTILLO VELASQUEZ, a interponer procedimiento especial de Guarda.
Publíquese, regístrese y déjese copia certificada por secretaria.
Dada, Firmada y sellada en la Sala de Juicio, Juez Unipersonal Nº 1, del Tribunal de Protección del Niño y del Adolescente de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia, extensión Cabimas. En Cabimas, a los 31 de octubre de 2007. Años 196º de la Independencia y 147º de la Federación.
El Juez Unipersonal No.1 Provisorio

Abog. CARLOS LUIS MORALES GARCÍA LA SECRETARIA

ABOG. YURAIMA LUZARDO

En la misma fecha siendo las 11:30 AM, se publicó el presente fallo bajo el Nº 998-07 en el libro de sentencias interlocutorias llevado por este Tribunal durante el presente año.

LA SECRETARIA

ABOG. YURAIMA LUZARDO

CLMG/cffr.-