Sentencia Nº 2002-2669, Expediente Nº 01-25645 de fecha 03/10/2002
Materia :Contencioso AdministrativoTema: Amparo
Asunto
Solicitud de Aclaratoria.
En relación con el dispositivo normativo antes trascrito, la Sala Político Administrativa del Tribunal Supremo de Justicia, en sentencia del 8 de febrero de 2001, se pronunció respecto a la oportunidad para solicitar las aclaraciones, correcciones y ampliaciones de las sentencias, estableciendo lo siguiente: ¿Esta Sala conforme a lo previsto en el artículo 334, primer aparte, de la Constitución desaplica en el presente caso, con efectos ex nunc, el artículo 252 del Código de Procedimiento Civil, que limita el inicio del lapso para interponer los recursos en dicho artículo previstos, a la oportunidad que el mismo señala y, en consecuencia, establece que la oportunidad para ejercer la corrección de sentencias consagrado en el artículo 252 del Código de Procedimiento Civil, podrá ejercerse: i) vencido como se encuentra el lapso para sentenciar, aún cuando la sentencia se ha publicado dentro de los lapsos respectivos, ii) o a partir del vencimiento del lapso único de diferimiento, cuando la sentencia se publica dentro del mismo o a partir de la última notificación de las partes, notificación que se practicara de conformidad con el artículo 233 del Código de Procedimiento Civil, cuando la sentencia se publique fuera del lapso para sentenciar, o el de su único diferimiento y no a partir de la publicación misma, como literalmente indica el artículo 252 del Código de Procedimiento Civil. Un segundo aspecto del problema, es el relativo a la duración del mismo para interponer la corrección de sentencias, (¿) examinada la norma bajo análisis se observa que en un sistema fundamentalmente escrito como el nuestro, y limitadas las presentes consideraciones a los procesos seguidos ante esta Sala, y a los supuestos contenidos en la norma considerada, la misma carece de racionalidad en virtud de que no encontramos elemento de tal naturaleza que justificando la extrema brevedad del lapso, no implique un menoscabo del contenido esencial a solicitar el derecho a una justicia transparente, en comparación con supuestos de gravedad similares como es el caso de la apelación y, siendo así esta Sala, en el presente caso, considera necesario aplicar con preferencia la vigencia de las normas constitucionales sobre el debido proceso relativas a la razonabilidad de los lapsos con relación a la norma del artículo 252 del Código de Procedimiento Civil y, en ejecución de lo dispuesto en el artículo 334 de la Constitución, dispone en forma conducente, con efectos ex nunc, que el lapso para oír la solicitud de aclaratoria formulada es igual al lapso de apelación del artículo 298 del Código de Procedimiento Civil, salvo que la ley establezca un lapso especial para la misma en los supuestos de los actos a que se refiere el artículo 252 eiusdem¿. En atención al nuevo criterio establecido en la sentencia antes transcrita, el lapso para solicitar aclaratorias, ampliaciones o correcciones de la sentencia, es igual al previsto en el artículo 298 del Código de Procedimiento Civil para ejercer el recurso de apelación; es decir, de cinco (5) días de despacho contados a partir de la publicación de la decisión, criterio que acoge esta Corte por estar en consonancia con normas de orden constitucional que apuntan hacia la búsqueda de una justicia transparente, dentro de la cual la razonabilidad de los lapsos procesales constituyen una garantía para los justiciables. (¿) esta Corte al declarar en su dispositivo ¿FIRME el fallo apelado¿ se refiere al pronunciamiento de la sentencia del A quo que declaró la falta de legitimación de la intervención del ciudadano Arnaldo Antonio Guédez Pérez en la pretensión de amparo, más aún cuando la legitimada activa en la presente causa, Fundación Centro Occidental de Hematología (FUNCOHEM), había desistido de la apelación interpuesta. En atención a las consideraciones anteriores, esta Corte observa que la solicitud de aclaratoria del fallo dictado el 20 de marzo de 2002, obedece a una falta de comprensión de la apoderada judicial del INSTIT